Rúbrica (página 8) : “Centremos el mensaje y empecemos por un: gracias, Europa”