Dircom Catalunya

“La mejor estrategia es expandir la divulgación científica”

31 May, 2021 | Dircom Catalunya

Entrevista a Begoña Gómez, directora de Comunicación y Relaciones con Pacientes del Grupo Novartis España

La pandemia del coronavirus ha puesto en el foco mediático como nunca antes a la industria farmacéutica. Esto le ha permitido conseguir que la investigación científica sea más reconocida que nunca y demostrar que la industria juega un papel clave en la salud de la población, pero también le ha obligado a enfrentarse a nuevos riesgos reputacionales. ¿Cómo lo ha vivido a nivel comunicativo Novartis, una de las mayores farmacéuticas del mundo? Lo hablamos con Begoña Gómez, directora de Comunicación y Relaciones con Pacientes del Grupo Novartis España.

¿Cómo ha afrontado Novartis este sobrevenido protagonismo mediático?

Desde Novartis lo hemos afrontado con positividad, transparencia y proactividad. La crisis sanitaria ha permitido dar visibilidad y poner en valor la importancia de seguir invirtiendo en investigación para avanzar en el conocimiento científico. La pandemia ha dado mayor visibilidad al desempeño y labor que realizamos las más de 2.000personas que trabajamos en Novartis España. También las que lo hacen, en general, en toda la industria farmacéutica y en el ecosistema sanitario para contribuir a mejorar la vida de las personas.

¿Hasta qué punto el coronavirus ha silenciado otras enfermedades? ¿Habéis tenido que cambiar las campañas de comunicación de iniciativas vinculadas a otras enfermedades?

Por suerte, durante toda la pandemia, en Novartis no hemos parado ninguno  de nuestros ensayos clínicos, destinados a investigar otras patologías. En este sentido, en2020 invertimos 97 millones de euros en I+D+i y llevamos a cabo un total de 220ensayos clínicos, y cerca del 60% de ellos en fases tempranas de la investigación(fases I y II). En esta misma línea, durante el último año hemos seguido adelante con la comunicación de campaña e iniciativas vinculadas a otras enfermedades como, por ejemplo, la migraña (#MiMigrañaEs), la degeneración macular asociada a la Edad(#MuchoPorVer), la retinopatía diabética (Abre los ojos), las enfermedades raras oculares (Ilumina la vida) o el cáncer de mama metastásico (Ni vencedoras, ni vencidas), en colaboración con asociaciones de pacientes y sociedades científicas. Es cierto que el coronavirus ha tenido un efecto negativo sobre la capacidad del sistema sanitario para atender con normalidad tanto el diagnóstico como el tratamiento de muchas enfermedades crónicas distintas a la COVID. Pero profesionales sanitarios, gestores y empresas hemos hecho un gran esfuerzo para minimizar las consecuencias y recuperar la normalidad asistencial lo antes posible.

En los últimos meses han sido las vacunas contra la Covid las protagonistas. Novartis no cuenta con una unidad de negocio de vacunas, pero ha decidido contribuir a la fabricación de dos de ellas. ¿Hasta qué punto hay colaboración y comunicación entre las distintas empresas farmacéuticas?

La pandemia ha demostrado la importancia de cooperar y colaborar a todos los niveles para dar respuesta a las necesidades más urgentes. Y, en el sector de la industria farmacéutica, esto se ha visto reflejado en el apoyo que hemos brindado compañías como Novartis y otras para contribuir a la producción y fabricación de vacunas. Esto no habría sido posible sin la coordinación y comunicación de la industria. Esta coordinación ya existía antes de la pandemia, a través de asociaciones como Farmaindustria, pero se ha reforzado mucho más con la llegada del virus.

Como consecuencia de este repentino protagonismo mediático, la industria farmacéutica también se ha puesto en cuestión y la reputación de algunas empresas ha quedado tocada. Incluso se ha creado un estado de opinión favorable a la suspensión de las patentes. ¿Cómo trabaja Novartis contra los riesgos reputacionales o para evitar que se impongan ciertos estados de opinión que pueden tener consecuencias a largo plazo?

En Novartis creemos que las mejores herramientas para contrarrestar posibles riesgos reputacionales son la comunicación y, sobre todo, una comunicación basada en la transparencia. Ante el ruido informativo ocasionado durante toda la pandemia, ha sido especialmente importante afrontar la desinformación sobre salud y ciencia. Hemos ayudado a la sociedad a saber contrastar y elegir fuentes fiables de información para evitar la propagación de bulos y noticias falsas.

Con la pandemia también han ganado visibilidad las posturas negacionistas, antivacunas o contrarias a la ciencia. ¿Cómo trabajan para responder a este fenómeno? ¿Cuál es la estrategia?

La mejor estrategia, en línea con lo que comentaba hace un momento, es expandir la divulgación científica para hacer accesible el conocimiento científico a la sociedad interesada en entender o informarse sobre salud y ciencia. Y, entonces sí, a partir de ahí, decidir su postura y punto de vista libremente.

La transparencia, la cercanía con los interlocutores y la proactividad son elementos clave en comunicación, pero ¿hasta qué punto pueden conseguirse en la comunicación farmacéutica, con una regulación legal tan fuerte?

Desde la industria farmacéutica debemos procurar ser lo más transparentes y cercanos a la sociedad en general, y a los pacientes en particular, en todo aquello quesea posible dentro del marco regulatorio que guía nuestra actividad. En Novartis creemos firmemente en la aportación de valor de nuestros productos a la sociedad yal sistema público de salud, y creemos también que la transparencia ayudará, sin duda, a que este valor sea mejor conocido por la opinión pública. En esta línea, en septiembre de 2020 presentamos un nuevo Código Ético creado en colaboración con nuestros colaboradores y que contiene nuestros principios, compromisos y expectativas de conducta empresarial ética con la finalidad de guiar a todo el equipo a tomar las decisiones correctas en situaciones de riesgo. También en este ámbito, en2020 presentamos la primera edición de La Huella, una iniciativa que supone un paso al frente de la compañía para mostrar nuestro compromiso social e impulsar la responsabilidad compartida y el diálogo con la sociedad. Con La Huella, que supone un nuevo concepto de comunicación para nosotros, reflejamos nuestro impacto social, medioambiental y económico a través de un estudio con datos detallados sobre nuestra actividad en España. Dicho impacto, además, se materializa, se hace presente en una película, titulada ‘El mismo día, la misma hora’, que cuenta una historia de amor en la que se reflejan los distintos valores que mueven a Novartis en su actividad diaria por reimaginar la medicina para mejorar y prolongar la vida de las personas.

¿Cuáles crees que son los retos de futuro para la comunicación de la industria farmacéutica?

Desde un punto de vista de comunicación, los retos de futuro de la industria farmacéutica, o algunos de ellos, son tres: en primer lugar, ser capaces de acercar nuestra ciencia, nuestra investigación y nuestro trabajo a la sociedad para hacer accesible el conocimiento científico y poner en valor su importancia para cumplir nuestro propósito: reimaginar la medicina para mejorar y prolongar la vida de las personas. En segundo lugar, dar visibilidad al impacto positivo de nuestra actividad más allá del ámbito económico, centrando nuestros esfuerzos de comunicación en dar a conocer, con un claro foco en la sostenibilidad, nuestra contribución a la sociedad y al medioambiente. Por último, ser capaces de superar la barrera de la opacidad y la falta de confianza, y seguir avanzando hacia una comunicación basada en la transparencia.

Etiquetas:

Agenda

Actualidad

Actualidad relacionada