Actualidad

Expertos debaten en Euskadi sobre ética e Inteligencia Artificial: “Es necesario crear una consciencia realista sobre qué es en realidad la IA y como impacta a la sociedad”

19 May, 2021 | Iniciativas de los socios

ACTUALIDAD – Organizada por Spri-Enpresa Digitala, iniciativa coordinada por Tecnalia, se ha celebrado hoy la jornada “En busca del algorítmico ético: el gran reto de la Inteligencia Artificial.

La Inteligencia Artificial es el presente. Ya ha quedado lejos su posición de ‘tecnología del futuro’. Cada vez son más las empresas y organizaciones que se suman al uso de la IA como herramienta para mejorar la eficiencia de sus diferentes procesos de negocio. La automatización, precisión, y rapidez en el análisis de datos complejos son elementos clave que los sistemas de IA dominan a la perfección.

Su utilidad está clara. Sin embargo, para lograr que su impacto sea realmente positivo, a todos los niveles, es necesario crear un balance entre el desarrollo de esta necesaria tecnología y uso responsable y ético. Solo así, considerando a la IA como una herramienta de ayuda al ser humano, conseguiremos extraer todo su potencial. En este contexto diferentes expertos han hablado sobre ello.

Después de la presentación de Idurre Apraiz, Coordinadora de Bizkaia Enpresa Digitala, la introducción ha corrido a cargo de Juan Carlos Santamaría, Director de Comunicación de Inithealth (Grupo Init) y Director de Comunicación de OdiseIA, que ha trasladado a los asistentes que desde “el área de Salud de OdiseIA buscamos la visión ética en la aplicación de la Inteligencia Artificial en un área tan sensible para los datos y la privacidad como es la Salud, procurando ayudar a un impacto ético de la IA que ayude al desarrollo de proyectos en Salud para que lleguemos a la Medicina de las 5P que tendremos en el futuro (Personalizada, Predictiva, Preventiva, Participativa y Poblacional)”.

Idoia Salazar, Presidenta de OdiseIA y codirectora del Área de Ética y Responsabilidad ha explicado que “OdiseIA, el Observatorio para el impacto social y ético de la Inteligencia Artificial, es una plataforma formada por expertos nacionales e internacionales en distintas disciplinas de la Inteligencia Artificial que trabajan por un objetivo común: impulsar el uso y desarrollo de la IA pero desde una manera responsable y ética. Actualmente somos casi 150 expertos individuales, complementados con el apoyo de empresas como Mutualidad de la Abogacía, Colegio de Registradores, PwC, entre otras. Tenemos en marcha grandes proyectos con Microsoft, Google, Telefónica e IBM para elaborar guías prácticas sectoriales en el uso de la IA y colaboramos activamente con la SEDIA, Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, impartiendo cursos a personal de la administración pública.  Para nosotros es muy importante la divulgación, no solo a los profesionales, sino al público en general. Es necesario crear una consciencia realista sobre qué es en realidad la IA y como impacta a la sociedad. Solo así estaremos preparados para asumirla de manera eficiente y efectiva. La IA puede hacer mucho bien, pero también mucho mal. De nosotros depende decidir qué camino tomar con esta tecnología tan disruptiva, y esto se hace con un conocimiento real (sin prejuicios) de ella”.

Sergio Gil, Responsable Inteligencia Artificial de Tecnalia, ha hablado sobre las “Implicaciones éticas de la IA en la nueva era digital. Riesgos y beneficios”, resaltando que “el concepto de sesgo con la Inteligencia Artificial (IA), ni es tan artificial ni es tan inteligente. La sentencia está fundamentada y bien enraizada en la explicación del proceso de inferencia de las máquinas. La ciencia-ficción tiene más de ficción que de ciencia: las máquinas se alimentan de datos a partir de los cuáles extraen conocimiento (novedoso o ya manifiesto) con el fin de automatizar el proceso de razonamiento”.

La jornada ha finalizado con la ponencia de Oscar Lage, Responsable Ciberseguridad y Blockchain de Tecnalia. Ha dicho que la falta de confianza en la compartición de datos con terceros es la principal barrera para el crecimiento de la inteligencia artificial y la economía del dato. Opina que “las empresas son conscientes de que compartir información permite el entrenamiento de mejores algoritmos, pero también son conscientes de que una vez compartida la información con terceros pierden el control sobre los mismos. Los nuevos algoritmos criptográficos nos van a permitir compartir datos de forma segura, protegiendo tanto el dato como los propios algoritmos o modelos”.

Etiquetas:

Agenda

Actualidad

Actualidad relacionada