14 / 01 / 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • GooglePlus

"Si hay confianza hay buena comunicación y eso lleva al sentido de pertenencia en un equipo"

Mario Bescós, con los socios de Dircom Aragón durante su taller. Mario Bescós, con los socios de Dircom Aragón durante su taller.

Mario Bescós ha celebrado un taller sobre Gestión emocional para una comunicación efectiva con los socios de Dircom Aragón. Una actividad pensada para "equipos y personas enfocados al alto rendimiento" y que se articula en torno a la metodología LEGO® SERIOUS PLAY®. Desde esa dinámica, Bescós indica la importancia de las emociones, la empatía, la generación de confianza y la multiplicación de líderes para lograr una comunicación eficaz y una adecuada construcción de equipos.

    Su taller traza un puente de dos direcciones desde el alto rendimiento (un concepto muy ligado a lo deportivo- hasta la comunicación. ¿Cómo articula esa transferencia?

    El Alto Rendimiento es un término para referirme a un modo de vida, a diferencia de la élite o el éxito que son términos para referirme a resultados. Vivir es un acto, como comunicar (presente a futuro). Los resultados son hechos, como la comunicación (pasado). La transferencia es el tiempo, la propia vida. El taller une el presente con el pasado y el futuro porque lo que transmitimos va más allá de las palabras, los gestos, los sonidos o las imágenes. Lo que transmitimos es el efecto de la acción, lo que produce la sinergia de todo estos elementos, en vez de serlo de lo producido. 

Los entornos laborales parecían ser más racionales y jerárquicos que otra cosa. Ahora hablamos de personas, emociones… ¿Por qué se ha producido ese cambio?

Porque es lo racional en realidad, y lo lógico: es sentido común. Venimos de la era digital, de la industrial, de la de la agricultura, de la de los metales... y estamos en la de la conciencia. Cada segundo que pasa la gente se va concienciando más sobre temas relacionados con la salud, la economía social o el medio ambiente, pensando en la sostenibilidad de su propia vida, que es lo mismo que procura cualquier empresa u organización. Las empresas, como las personas, quieren desarrollarse en vez de envejecer. Entender lo que ocurre dentro permite una mayor gestión y por lo tanto mayor efectividad. Es una cuestión de biología: o se está creciendo o se está muriendo, hay que elegir puesto que ningún ser vivo permanece inalterable con el paso del tiempo.

¿Cómo se entrena, cuáles son las claves para la comunicación efectiva en los equipos de trabajo?

Entrenar es generar hábitos, tan fácil y tan difícil como eso. Se hace estando y siendo conscientes, apreciando lo que sentimos nosotros (lo que nos ocurre por dentro) y lo que sienten los otros (lo que ocurre por fuera). Es decir, identificando y valorando las emociones, puesto que son todas útiles. Si entendemos lo que ocurre dentro y fuera podemos tener confianza, y por tenerla somos capaces de transmitirla porque ya hemos conectado para generarla. Si hay confianza hay buena comunicación y se produce entonces el sentido de pertenencia, de comunidad. Así funciona cualquier tipo de conexión humana. Una vez más, es cuestión de sentido común, de sentir comúnmente, porque vivir es compartir por definición. Por supuesto, eligiendo una actitud responsable y coherente para con lo que sentimos y lo que sienten otras personas, es decir, actuar respetándonos y respetando, a partes iguales.

¿Hay indicadores que permitan a un líder saber que está caminando con su equipo en la dirección correcta para conseguirlo?

El más sencillo, potente y aplicable a todos en el equipo es el de la felicidad como estado de bienestar, en términos de calidad de vida, que incluye tanto la laboral como la personal, puesto que el trabajo influye en la casa y viceversa. Y el segundo indicador más básico y elemental es el del número de líderes en el equipo. Es imposible que un equipo con un solo líder vaya en la dirección correcta. Un líder opera autónomamente, tiene compromiso, coherencia, capacidad y libertad de decisión, transmite confianza y admiración... por todo esto y más tiene la responsabilidad y por lo tanto es responsable. Son todo cualidades que nacen de la iniciativa, indispensable en un líder. Cuantos más líderes haya, mayor capacidad operativa tiene el equipo. Se suele decir: “Nadie es imprescindible en un equipo”. Y sería muy útil añadir también: “Aunque todos son irremplazables en un equipo”.  Me refiero a lo que cada persona aporta al equipo, en esos detalles reside la diferencia. 

En un juego, o en el deporte, es más sencillo percibir el objetivo común y el éxito compartido. ¿Cómo se logra transferir esa misma percepción a cada uno de los miembros de un equipo en una empresa?

Lo principal es generar un acuerdo entre todas las personas que forman el equipo. Definir con claridad y de forma unánime roles, responsabilidades, acciones concretas, visión, misión, modus operandi del equipo en tantas situaciones como sea posible e indicadores para medir todo lo anterior. Sin votaciones, hay que encontrar el equilibrio para que el equipo entero esté satisfecho, así es como se compromete la totalidad de los ingredientes. Las personas pueden y, lo que es más importante, quieren hacerlo bien. Eso sí, cada persona a su manera y con su estilo, porque tienen una percepción e identidad propias. Es utópico, ilógico y totalmente contraproducente pretender que otros se sientan como nosotros o que vean la realidad igual, que es lo mismo que decir que tengan la misma percepción. Por eso, para evitar sesgar posibilidades y reducir la capacidad de maniobra del equipo, es vital para el mismo que todos y todas estén alineados. Es muy distinto el compromiso que la obligación. 

Usa en sus talleres dinámicas y metodologías como LEGO® SERIOUS PLAY®. ¿Qué le proporciona el uso de estas herramientas?

La capacidad de adaptarme al estilo de aprendizaje de cada persona y equipo con el fin de hacer que la actividad sea divertida, ágil y potente. Así viven una experiencia cognitiva positiva que repercute en su capacidad de acción para encontrar soluciones y gestionar los cambios. Además, en el caso de la herramienta y metodología LEGO® SERIOUS PLAY®, me permite fundamentalmente dos cosas imprescindibles para trabajar el Alto Rendimiento: trabajar a un nivel muy profundo y provocar una revolución en las personas, es decir, que haya una transformación y que sea muy rápida. Esto se consigue mediante la construcción de modelos metafóricos que representan conceptos complejos como valores, cualidades o procesos, y mediante conexiones reales en 3D permite observar los sistemas de forma muy detallada a un simple golpe de vista. Y con ello nos situamos realmente en una situación futura, con el consiguiente ahorro de tiempo y costes. 

 

@DircomARA

Partners

Asociación de Directivos de Comunicación © 2018

Paseo de la castellana, 193, 1ªplanta, 28046 Madrid (Spain) - Telf: (+34) 91 702 13 77

Dircom en Facebook Dircom en LinkedIn Dircom en Twitter Canal de SlideShare de Dircom Canal de youtube de Dircom
 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. (Política de Cookies).