17 / 09 / 2019
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • GooglePlus

IDOM, Premio Aga Khan de Arquitectura 2019 por el proyecto de la Universidad de Bambey

Escrito por  Moncho Paz

El pasado 14 de septiembre la fundación Aga Khan entregó en Kazan (Rusia) el Premio Aga Khan de Arquitectura 2019. Entre los veinte finalistas que se anunciaron hace unos meses, el jurado ha decidido otorgar seis premios, uno de ellos a la firma de arquitectura IDOM por la ampliación de la Universidad de Bambey, de los arquitectos Federico Pardos y Javier Pérez Uribarri.

El Premio Aga Khan de Arquitectura fue establecido por el Aga Khan en el año 1977 con el fin de identificar y fomentar la construcción de conceptos que abordaran con éxito las necesidades y aspiraciones de las comunidades en las que los musulmanes tienen una presencia significativa.

Este galardón es de los más antiguos e importantes a nivel internacional. Selecciona proyectos de todo tipo que, además de representar la excelencia arquitectónica, mejoren la calidad de vida en general. El Aga Khan no sólo reconoce la labor de los arquitectos, sino también de los municipios, constructores, clientes, maestros artesanos e ingenieros que desempeñan un papel importante en la realización de esos proyectos. Hasta ahora se han otorgado un total de 122 premios a proyectos desarrollados en todo el mundo.

La ceremonia de entrega de premios

La ceremonia d entrega de los proyectos ganadores se lleva a cabo en entornos seleccionados por su importancia arquitectónica y cultural para el mundo musulmán. Otros lugares seleccionados antes de Kazan, cuyo Kremlin es Patrimonio de la Humanidad, fueron los Jardines Shalimar en Lahore (1980), al Palacio Topkapi en Estambul (1983), la Alhambra en Granada (1998) o la Tumba del Emperador Humayun en Delhi (2004).

El jurado

Los nueve miembros del jurado de la presente edición son: Anthony Kwamé Appiah, filósofo anglo-ghanés estadounidense; Meisa Batayneh, fundadora y arquitecta principal de Maisam arquitectos e ingenieros; Sir David Chipperfield; Elizabeth Diller, socia fundadora de un estudio de diseño cuya práctica abarca los campos de la arquitectura y los medios digitales; Edhem Eldem, profesor de Historia en la Universidad Boğaziçi (Estambul) y el Collège de France; Mona Fawaz, profesora de Estudios y Planificación Urbana en el Instituto de Políticas Públicas Issam Fares de la Universidad Americana de Beirut; Kareem Ibrahim, arquitecto egipcio e investigador urbano que ha trabajado extensamente en el Cairo histórico; Ali M. Malkawi, profesor de la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard y director fundador del Centro de Harvard para Edificios y Ciudades Verdes; y Nondita Correa Mehrotra, arquitecta que trabaja en India y Estados Unidos, y directora de la Fundación Charles Correa.

En lo referente al proyecto de IDOM destacaban los siguientes aspectos: “El edificio representa un ejemplo encomiable de cómo los principios fundamentales de sostenibilidad y eficiencia energética se traducen en un diseño bien integrado y elegante que, además, cuenta con un bajo impacto en el entorno. Estos principios, que se aplicaron desde el desarrollo del concepto, implicaron la recopilación de información sobre datos climáticos específicos, con el objeto de optimizar la piel del edificio. También se estudió el uso de energía, el agotamiento de materiales y la contaminación del agua. El edificio se estructura en torno a un generoso espacio sombreado en el lado norte del edificio, lo que permite la interacción social y una circulación lineal bien organizada. Los elementos de construcción tienen múltiples funciones. Por ejemplo, las celosías permiten la ventilación y reflejan la luz solar directa.

El confort, el mínimo uso de energía y el legado ambiental están bien representados en el proyecto. El edificio demuestra cómo un buen diseño que integra los principios ambientales puede dar como resultado espacios de calidad. La tecnología de construcción aplicada podrá ser replicada en otros proyectos, que aprovecharán todos sus beneficios. Los principios y procesos de sostenibilidad utilizados tienen el potencial de servir como modelo para implementar un diseño ambientalmente consciente”.

La ampliación de la universidad de Bambey suma este galardón a una lista de reconocimientos entre los que se encuentran a nivel nacional el Premio COAVN 2019 (Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro) en la Arquitectura Extraterritorial y el Premio BEAU 2018 (Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo); y a nivel internacional el WAN Award 2018 en la categoría Sustainable Building y el LEAF Award 2018 en la Categoría Best Regenerative Impact. Además, ha sido finalista en los premios FAD 2019 y en el WAF Award 2018 en la Categoría Higher Education and Research – Completed Buildings.

Otros proyectos premiados en la edición 2019

Los otros proyectos premiados en esta edición de los Aga Khan son: la revitalización de Muharraq, en Bahrein; el proyecto Arcadia Education con guardería, centro de formación profesional, espacio para preescolar y albergue en Bangladesh; el Museo Palestino de Birzeit; un programa de desarrollo de espacios públicos en la República de Tatarstán (Federación Rusa); y el Wasit Wetland Center, en Sharjah, Emiratos Árabes Unidos.

La apuesta de la Fundación Aga Khan por la Cultura

El Premio Aga Khan de Arquitectura es parte del Aga Khan Trust for Culture (AKTC), el Trust aprovecha el patrimonio cultural como un medio para apoyar y estimular el desarrollo. Sus programas incluyen el Programa de Ciudades Históricas de Aga Khan (AKHCP) que se ha dedicado a la rehabilitación de áreas históricas en El Cairo, Kabul, Herat, Alepo, Delhi, Zanzíbar, Mostar, el norte de Pakistán, Tombuctú y Mopti. El Trust también colabora con el Programa Aga Khan de Arquitectura Islámica (AKPIA) en la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), así como con www.Archnet.org, un importante recurso online sobre arquitectura contemporánea e histórica en el mundo musulmán.

Red de desarrollo de Aga Khan

La Red de Desarrollo de Aga Khan (AKDN) actualmente opera más de mil programas e instituciones en 30 países, muchos de los cuales cuentan con más de sesenta años, y algunos más de cien. Emplea aproximadamente a 80.000 personas, la mayoría de las cuales se encuentran en países en desarrollo. El presupuesto anual de AKDN para actividades de desarrollo sin ánimo de lucro es de aproximadamente 950 millones de dólares. Su brazo de desarrollo económico, el Fondo Aga Khan para el Desarrollo Económico (AKFED), genera ingresos anuales de 4.300 millones de dólares, pero todos los excedentes generados por las empresas de su proyecto se reinvierten en actividades de desarrollo adicionales, generalmente en regiones frágiles, remotas o que han vivido conflictos recientes.

Partners

Asociación de Directivos de Comunicación © 2019

Paseo de la castellana, 193, 1ªplanta, 28046 Madrid (Spain) - Telf: (+34) 91 702 13 77

Dircom en Facebook Dircom en LinkedIn Dircom en Twitter Canal de SlideShare de Dircom Canal de youtube de Dircom
 

Utilizamos dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento de la Plataforma y de evaluar el uso que se hace de la misma, así como dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos de análisis y publicitarios. Clique en “aceptar” para consentir el uso de todas las cookies. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.