01 / 06 / 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • GooglePlus

Eva Tormo: “Es necesaria una ley de patrocinio y mecenazgo útil y responsable para facilitar a empresas y particulares contribuir al sector cultural”

Exposición  Rodin, dibujos y recortes / © Fundación Canal Exposición Rodin, dibujos y recortes / © Fundación Canal

La pandemia de la COVID-19 está azotando con fuerza a la cultura. Un sector que, más que nunca, necesita políticas de apoyo para seguir cumpliendo su misión de desarrollar y reforzar los valores de la sociedad. 

En el ciclo de entrevistas de Dircom con expertos y profesionales de distinto ámbito sobre el nuevo escenario planteado por la COVID-19, hablamos con Eva Tormo, Directora Gerente de la Fundación Canal, quién nos cuenta cómo el ámbito cultural se va a transformar para seguir “abriendo la mente” a todo el que lo desee.

¿Cómo se va a adaptar el sector a los nuevos escenarios?
Creo que es importante diferenciar entre adaptaciones a corto y a medio - largo plazo. La adaptación a corto está resultando traumática y es un auténtico reto para todos: seguir atendiendo las necesidades de las organizaciones a través del teletrabajo, ser posibilistas para conservar los puestos de trabajo, mantener un grado razonable de visibilidad entre el público a través de las oportunidades que nos brinda la tecnología, reorganizar la vuelta paulatina a las actividades presenciales en un escenario de incertidumbre, adaptar nuestros espacios… Todo ello exige una notable dosis de anticipación y de reacción, pero sobre todo de tiempo, de recursos y de voluntad de adaptación.

Sin embargo, el reto más interesante es la adaptación a medio y a largo plazo. Esta situación nos está abriendo, a la fuerza, nuevos puntos de vista, nos obliga a adoptar soluciones y caminos hasta hace poco impensables que, sin duda, se convertirán en oportunidades. Una vez más, lo provisional habrá llegado para quedarse y la necesidad de reinventarnos dará frutos positivos, porque cuando más se estimula la creatividad es en momentos de necesidad.

Tocará de nuevo reinventarse en cuanto a fórmulas y modelos, ¿cuáles serán las bazas para atraer de nuevo al público en estas circunstancias?
Personalmente, pienso que las fórmulas tradicionales no van a desaparecer: una gran exposición, el teatro o la música en vivo y en directo, asistir a una galería de arte y enfrentarte cara a cara a la obra, incluso poder conocer al artista… nada puede sustituir estas experiencias y las instituciones seguiremos basando nuestra actividad, en gran medida, en estas fórmulas. Lo que sí tendremos será la oportunidad de conjugarlas, de complementarlas con todo lo que saquemos de positivo de este trance. Vivimos en una sociedad altamente tecnificad y, aunque a veces parezca contradictorio, la tecnología es una gran aliada de las artes y las humanidades.

La experiencia cultural podría compararse, en este sentido, a un viaje. Antes la gente compraba un paquete en una agencia y no se ocupaba de nada más que de disfrutar de sus vacaciones. Hoy la experiencia del viaje se extiende a una fase previa, en la que participamos directamente en su diseño y preparación y que se ha convertido en una parte excitante de la experiencia en su conjunto. Y también a otra posterior, al propio viaje, compartiendo nuestra experiencia para crear comunidad. Creo que nuestra oportunidad de crecimiento no sólo está en redefinir algunas actividades, en su fondo y en su forma, y que deberemos prestar especial atención a las fases pre y post del consumo de cultura, tal y como lo conocemos hasta la fecha.

Estoy convencida de que a partir de ahora, las actividades culturales se concebirán y desarrollarán prestando mayor atención a cómo llegar a un mayor número de destinatarios, haciéndolas llegar –en todo o en parte- no sólo a aquellos visitantes que acudan a nuestros espacios culturales, sino también a otros públicos con los que antes no contábamos. Para ello, la comunicación será fundamental.

EvaTormo web

Eva Tormo, Directora Gerente de la Fundación Canal /  © Fundación Canal

El gobierno aún no ha dado una respuesta firme sobre cuáles van a ser las ayudas al sector. ¿Qué se reclama por vuestra parte?
Sin duda, el mundo de la cultura también está atravesando enormes dificultades en esta crisis de la COVID-19. A la pandemia sanitaria se unen los efectos devastadores en la economía, una ausencia de iniciativas y políticas adecuadas que permitan mantener el necesario tejido cultural, y una revolución digital imparable que ha puesto a muchas organizaciones en una situación complicada por no estar suficientemente preparadas para asumir los costes de una digitalización integral y una transformación tan veloz.

A la hora de afrontar esta crisis y de enfocar el tema de las ayudas al sector, es evidente que la situación es muy distinta entre las fundaciones de empresa, que responden a la estrategia de RSC de sus compañías y cuentan con una gran solidez, que aquellas otras fundaciones que tienen estructuras y modelos de financiación menos robustos.

Ante esta crisis sanitaria, social y económica, las fundaciones se presentan como una solución óptima, no sólo porque atienden la demandas crecientes e iniciativas de la sociedad civil y crean valor, sino porque además permiten garantizar la supervivencia de muchas actividades culturales que, ante la falta de ayudas públicas, están condenadas a desaparecer. Además, actúan como catalizadores, ayudando a ampliar aquellas innovaciones que el sector público no es capaz de integrar o de destinarle los recursos necesarios en aquellos ámbitos donde se estén produciendo recortes en el gasto o haya un descenso de la actividad.

En otros países se han puesto en marcha iniciativas para “salvar la cultura”. ¿Cuáles le han parecido más acertadas? ¿Se podría replicar en España?
Tradicionalmente, la cultura en España ha recibido ayudas del Estado en mayor o menor medida, pero la ciudadanía, la sociedad civil no está acostumbrada a participar en el engranaje de la actividad cultural. En los países anglosajones o en Francia, la Cultura es una prioridad y, como tal, la sociedad civil toma parte activa en ella, y la cooperación público-privado da magníficos resultados.

Creo que es necesaria una ley de patrocinio y mecenazgo útil y responsable, para facilitar a empresas y particulares contribuir al sector cultura. Es ley debe adecuarse a la realidad de nuestro país y fomentar los proyectos de financiación público-privada. Es preciso incentivar el mecenazgo para todos los fines de interés general, por ello la ley de mecenazgo cultural sigue siendo la gran asignatura pendiente en España, más aún si tenemos en cuenta que la aportación al PIB fue en 2019 del 3,2%, cerca de 40.000 millones de euros; y que da trabajo a más de 700.000 personas, lo que supone un 3,6% del empleo del país.

La comunicación ha demostrado el papel tan relevante que juega en tiempos de crisis como la que estamos viviendo. ¿Cuáles van a ser los mensajes clave por los que apueste la cultura?
El consumo de cultura online durante estos dos meses pasados ha sido imponente, algo desconocido hasta ahora, y eso es un buen síntoma de que la gente reclama contenidos culturales cuando se los restringen. El factor entretenimiento de la cultura es un gran reclamo, pero a veces diluye el mensaje principal.

Estar pasando por esta situación trágica es una oportunidad que no debemos dejar pasar para incidir en la verdadera razón de ser de la cultura: que además de una fuente de esparcimiento es una aliada que nos permite entender, que nos ayuda a analizar, a decidir, que nos abre la mente y nos hace reaccionar ante diferentes impulsos, sin olvidar su espíritu altruista y su valor social. En definitiva, que la cultura nos hace más libres y mejores.

 

Partners

Asociación de Directivos de Comunicación © 2019

Paseo de la castellana, 193, 1ªplanta, 28046 Madrid (Spain) - Telf: (+34) 91 702 13 77

Dircom en Facebook Dircom en LinkedIn Dircom en Twitter Canal de SlideShare de Dircom Canal de youtube de Dircom
 

Utilizamos dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento de la Plataforma y de evaluar el uso que se hace de la misma, así como dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos de análisis y publicitarios. Clique en “aceptar” para consentir el uso de todas las cookies. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.