28 / 04 / 2020
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • GooglePlus

Teresa Pérez Alfageme: “No debemos minimizar el momento de la desescalada, ni anteponer los deseos lícitos de la vuelta a la normalidad a los criterios sanitarios"

La pandemia del COVID-19 nos ha hecho tomar conciencia de la importancia que tiene contar con datos y con una información de calidad, suficientemente rigurosa y contrastada. Los organismos oficiales velan por la calidad de esta información. Así, el Consejo general de Colegios Oficiales de Médicos, el organismo que aglutina a los 52 colegios de médicos de toda España, además de trabajar por la transparencia y el rigor de la información, ha reivindicado los derechos de los profesionales sanitarios que están al frente del coronavirus en cientos de hospitales. 

En el ciclo de entrevistas de Dircom con expertos y profesionales de la Comunicación para ofrecer contenido relevante sobre la gestión del COVID-19, hemos hablado con Teresa Pérez Alfageme, directora de Comunicación del CGCOM, quién nos ha acercado a la realidad de su trabajo durante esta pandemia.

¿Qué estrategia de comunicación ha seguido el Consejo general de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) para transmitir información sobre el COVID-19?

En todo momento hemos estado coordinados con las autoridades sanitarias nacionales y autonómicas. Tanto cuando hemos pedido proteger a los profesionales sanitarios, con campañas como #NiUnDíaMas sin los EPIs o #NiUnTestdeMenos, en las que exigíamos que se hiciesen pruebas a todos los sanitarios, como cuando denunciamos la última de distribución de mascarillas defectuosas que ha provocado que muchos sanitarios se hayan contagiado.

Esta estrategia de luchar juntos contra la pandemia para salvar vidas, como objetivo prioritario de los sanitarios, ha supuesto la coordinación con los 52 Colegios de Médicos de toda España, con los consejos autonómicos de colegios, con los consejos generales de las profesiones sanitarias, con las organizaciones más representativas del sector, así como con organizaciones médicas internacionales en las que el CGCOM tiene representación.

Para nosotros el lema: ‘Esto lo venceremos juntos’ ha sido una constante. Y lo que no se comprende, desde mi punto de vista, es que los políticos en España estén en combate permanente. Tiempo habrá cuando pase todo para analizar y pedir responsabilidades, si fuera preciso.
Los sanitarios lo han entendido así y se están volcando a costa, incluso, de arriesgar sus propias vidas. Más de 30 médicos ya han fallecido en el ejercicio de su profesión y también ha habido fallecimientos de farmacéuticos y profesionales de enfermería. Toda la profesión ha llorado su muerte, pero sigue en la batalla contra la COVID.19.

¿Cómo ha afrontado el CGCOM esta situación? ¿Ha adoptado algún protocolo especial?

Desde el momento en que fuimos conscientes de la gravedad del problema, el 29 de febrero, antes incluso que el Ministerio de Sanidad, desaconsejamos a los médicos de centros en los que se estuviera tratando a pacientes con coronavirus, la participación y la promoción de congresos, reuniones y eventos científicos, con gran afluencia de profesionales, nacionales o internacionales. El CGCOM fue muy criticado en ese momento, incluso por el sector sanitario, que tenía previsto hacer grandes eventos. 

A partir de ese momento, no hemos dejado de informar a la población, a los medios de comunicación y a los propios profesionales de todos los pasos, evolución, demandas y propuestas para luchar contra esta pandemia.

Para ello, hemos contado con la colaboración de expertos en salud pública que han vivido otras pandemias y que, en muchas ocasiones, se han adelantado a las estrategias de la Administración Sanitaria. Una de las cosas que más llamó la atención fue la propuesta de uno de nuestros expertos de habilitar hospitales específicos para la COVID-19, algo que no contempló el Gobierno en un primer momento y posteriormente tuvo que abordar de manera precipitada con el hospital de IFEMA y otros específicos en distintas CC. AA.

Desde el punto de vista de comunicación somos una fuente confiable. Hemos creado un espacio en la web del CGCOM con toda la información propia, un mapa con todas las acciones de los colegios de médicos, la actividad de los organismos internacionales y organizaciones médicas de todo el mundo, así como espacios redirigidos a la información oficial del Ministerio de Sanidad y también a toda la normativa legal que se ha ido publicando ante el Estado de Alarma.

En la estrategia de Comunicación, las redes sociales han tenido un papel clave, en especial Twitter, Instagram, Facebook y YouTube, en las que hemos lanzado campañas con imágenes, mensajes claros y contundentes. Hemos triplicado el tráfico en Twitter e Instagram.

En las últimas semanas, hemos visto pronunciarse a varios portavoces oficiales del sector médico respecto al COVID-19. ¿Cómo valora los mensajes que están transmitiendo las autoridades sanitarias?

Para mí, ha sido muy importante que desde el primer momento las autoridades sanitarias hayan dado la cara con ruedas de prensa diarias y con una comunicación puntual. Quiero creer que ha sido una comunicación transparente, porque lo que no se podría entender es que hubiesen ocultado información, tanto las autoridades nacionales como las chinas, de donde partió el foco de la infección. Eso sería algo muy grave que, de confirmarse por las investigaciones que se están llevando a cabo, es algo que no puede quedar impune.

Ante la situación actual, ¿cuáles son los mensajes clave que debe transmitir un organismo oficial como el Colegio de Médicos?
Los mensajes clave tienen que ir alineados -y nosotros así lo hemos entendido- con el objetivo de salvar vidas y todos los que hemos trasladado han ido en esa dirección. Por ejemplo, la necesidad de protección a los sanitarios, porque están en primera línea de combate y porque no sólo hay que evitar su contagio, sino que contagien a otros pacientes, familiares o ciudadanos.

No entendimos que el Gobierno recomendara a los sanitarios con síntomas leves de coronavirus reincorporarse al trabajo a los 7 días. Lo cuestionamos y, al final, el Gobierno dio marcha atrás con esta medida, al igual que con la orden de prorrogar a los Médicos Residentes. Medidas, todas ellas, que el CGCOM ha exigido y que se han conseguido, precisamente, con el apoyo de todo el sector sanitario.
Otro de los mensajes claves ha sido la necesidad de hacer test masivos, no sólo a los sanitarios, sino a la población en general. Hemos reclamado estas pruebas diagnósticas que faciliten los mecanismos de aislamiento y cuarentena obligados para poder contrarrestar los efectos devastadores de esta pandemia.

Y también hemos trasladado mensaje de agradecimiento a los ciudadanos por el esfuerzo y responsabilidad que han demostrado durante este difícil tiempo de confinamiento. Agradecimiento a ese aplauso diario que dedican a los profesionales desde sus balcones, no sólo a los sanitarios, sino a los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado y a todos los trabajadoras y trabajadores que están volcados en la lucha contra esta “guerra”, que estamos convencidos que vamos a ganar juntos.

Ante tanta saturación informativa, ¿qué contenidos deben primar desde los organismos oficiales para atender las demandas de los ciudadanos?

Insistimos en la necesidad de acudir, en todo momento, a las fuentes oficiales, tanto sanitarias como económicas, y combatir los bulos en Internet que tanto daño producen. En este momento complejo de desescalada para salir del confinamiento y volver a la actividad diaria, las fuentes oficiales tienen que ser muy claras para ver cómo lo hacemos, aunque somos conscientes de que nada será igual que antes de esta pandemia.

Desde el CGCOM hemos advertido que no hay que minimizar el momento, y que los deseos lícitos de vuelta a la normalidad desde los mercados y los sectores económicos no deben anteponerse a los criterios sanitarios y de salud pública.

Si no aprendimos con pandemias como la gripe porcina de 2009 o el Ébola en 2014 y otras alertas que habían predicho personas tan relevantes como Bill Gates, debemos hacerlo ahora con esta pandemia, que ha afectado a todo el mundo, con miles muertos y un efecto devastador en la economía. Tenemos que prepararnos, dedicar los debidos recursos a la investigación, a programas de salud pública y a “blindar” los sistemas sanitarios para que nunca más vuelva a ocurrir lo que ha sucedido con la COVID-19.

Los ciudadanos han demostrado una gran ejemplaridad y ahora deben tener respuesta a su comportamiento responsable. Lo contrario no se entendería.

 

Partners

Asociación de Directivos de Comunicación © 2019

Paseo de la castellana, 193, 1ªplanta, 28046 Madrid (Spain) - Telf: (+34) 91 702 13 77

Dircom en Facebook Dircom en LinkedIn Dircom en Twitter Canal de SlideShare de Dircom Canal de youtube de Dircom
 

Utilizamos dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento de la Plataforma y de evaluar el uso que se hace de la misma, así como dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos de análisis y publicitarios. Clique en “aceptar” para consentir el uso de todas las cookies. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.